Consejos de cuidado para impresoras térmicas

Consejos de cuidado para impresoras térmicas

Aunque hay muchas cosas que podríamos recomendarte, estos siguientes puntos son los más importantes e imprescindibles de todos:

  • Sigue las recomendaciones de velocidad y temperatura

  • Usa el tipo de impresora que realmente necesitas

  • Limpia tu impresora con regularidad 

  • Evita utilizar herramientas inapropiadas

  • Ten mucho cuidado con el polvo

  • Opta por ribbons y etiquetas de alta calidad

 

Sigue las recomendaciones de velocidad y temperatura 

Para que el cabezal de la impresora no se fuerce y tenga una larga vida, hay que seguir al pie de la letra las instrucciones o recomendaciones que tiene al respecto de la velocidad y la temperatura con la que habrá de imprimir. 

De no respetar los niveles de uso sugeridos por el fabricante, no solo se desgastará más pronto el cabezal, sino que también perderán calidad las imágenes o los códigos que se impriman con él.

 

Usa el tipo de impresora que realmente necesitas 

En el mercado existen varios tipos de impresoras térmicas que se adaptan al uso y al presupuesto de cada cual. 

Si por la naturaleza de tu negocio notas que necesitas ir más allá de la impresora de escritorio o la impresora móvil, considera adquirir una industrial. Con esta tendrás más funciones y podrás darle un uso mucho más riguroso sin forzarla y sin exponer la calidad y cantidad de tus impresiones.

 

Limpia tu impresora con regularidad  

Cada vez que los ribbons de tu impresora sean reemplazados por unos nuevos, es necesario que limpies tanto los rodillos como el cabezal. 

Para esto lo mejor es que consultes cuáles son los productos de limpieza más idóneos para ello y que no uses simplemente el que tengas más a la mano. Algunos expertos recomiendan alcohol isopropílico, también llamado isopropanol, propanol-2-ol, 2-propanol, alcohol o API. 

Además de estas limpiezas frecuentes es imprescindible que un técnico especializado le dé a tu impresora mantenimiento de rutina por lo menos una vez cada dos años.



Evita utilizar herramientas inapropiadas

A algunas personas les parece una buena idea hacer uso de navajas, cutters y demás herramientas cortantes cuando se trata de retirar las etiquetas que se han quedado atascadas al momento de la impresión, sin embargo no lo es. 

Al usar instrumentos de este estilo se podría estropear el rodillo y causar con ello un daño bastante costoso de reparar. 

 

Ten mucho cuidado con el polvo 

Otro de los factores que ponen en riesgo tu máquina es el polvo, sobre todo el que se queda atrapado dentro de la impresora. 

Para evitar su daño o su deterioro, hay dos prácticas que podrías llevar a cabo. Una es que siempre que vayas a estrenar un rollo de ribbons o de etiquetas, quites la primera capa del rollo para que las partículas de suciedad no se queden dentro. 

La otra es usar aire comprimido. Esto se hace muy minuciosamente, prestando atención a no apuntar a los principales componentes de la máquina, y en su lugar, apuntando con el aerosol hacia donde se halla el polvo. 

 

Opta por ribbons y etiquetas de alta calidad 

Es muy importante recalcar que al usar etiquetas y ribbons que no cumplan con los estándares de calidad no solo se arriesga asimismo la calidad de la impresión en cuestión, sino que también se expone a la impresora a que se descomponga con mucha mayor facilidad. 

Si no quieres que esto pase, revisa nuestro catálogo, tenemos excelentes opciones de ribbons y etiquetas para ti.

 

Esperamos que nuestros consejos verdaderamente te sean de utilidad. Si quieres seguir leyendo más información relacionada con temas de impresión, no te pierdas nuestros próximos artículos.

Encuentra los mejores ribbos y etiquetas aquí.


Compra online para tu negocio

En Práctico Click encuentra soluciones de impresión por transferencia térmica. Somos fabricantes.

Explora productos para tu empresa

Te podría interesar Ver todo